Site de la Fondation Taylor, à l'occasion du prix Taylor attribué en 2016

http://www.taylor.fr/concLaureatDetail.php?id=246


Site du salon d'Automne, à l'occasion de la remise des prix ADAGP 2016

https://www.salon-automne.com/2016/12/20/prix-adag...


Nouvelles de l'Estampe, "Portrait d'atelier", par Maxime Préaud

Cliquer sur la couverture pour lire l'article / Click on the cover page to read the article (in French)


Interview, Passion d'entreprendre, RCF (français), 03/01/2017, Belfort, avec Ronan Coursault

https://rcf.fr/culture/carole-texier


Interview, El Legado de Gracita Morales, Radiopolis (espagnol), 02/9/2016, Séville, avec Ismael Gonzalez Martin et Aure Gallego

http://fr.ivoox.com/en/carole-texier-el-legado-gra...


Interview, La Inopia, Radiopolis (espagnol), 21/04/2016, Séville, avec Tobias Campo Fernandez et Aure Gallego

http://fr.ivoox.com/en/inopia-104-artista-e-intern...


Sígnica, exposición en La Carbonería, Sevilla, textes de Francisco Lira et d'Aure Gallego

Del 4 al 31 de marzo 2016

“...en otro tiempo lo divino ha formado parte de la vida humana...
...de la tragedia de lo humano: no poder vivir sin dioses.”
María Zambrano. El hombre y lo divino

La Carbonería acogerá bajo el título de “Sígnica” la colección de grabados de los dos últimos años de trabajo de Carole Texier: la mirada sincera y apasionada desde lo más hondo sevillano a lo más universal con el trazo tan personal, decidido y tembloroso de esta grabadora francesa. 

Hay que limpiarse de tópicos  y mirar como sólo lo saben hacer los dibujantes para sintetizar un enjambre de capirotes y cirios en un particular skyline sevillanísimo, lleno de modos y posturas y maneras, desde la negrura del Silencio a la simetría de los Estudiantes. 

Igual hay que considerar los Crucificados de Carole: iconos gestuales de muerte, éxtasis, agonía y resurrección en su hondo sentido del trazo del buril sobre el cobre. Despojando al Crucificado de la cruz, de los clavos y las heridas,  sólo líneas exactas para dibujar y esquematizar con agilidad y precisión a doce Cristos representativos de la Ciudad.  Vemos esa forma tan elegante y desapasionada del Cristo de la Buena Muerte, o esa expiación danzarina del Cristo del Cachorro. 

Este mirada hacia lo particular sevillano se va resolviendo hacia unos grabados cada vez menos figurativos. Sigue el trazo particular de Carole,  como una firma-signatura de tinta, para esbozar “humanoides” que imploran, rezan y oran hacia lo vertical, hacia un Dios-Cielo imaginario.  Se enlazan a modo de orantes individuales o colectivos que desde la tradición de la pintura rupestre,  pasando por el Greco y los bronces ibéricos,  cuestionan esa compleja, universal y desigual relación del hombre con lo divino.

Aure Gallego, Sevilla.